Idílico restaurante

El primero de septiembre inició la andadura el nuevo restaurante IDILICO, situado en las instalaciones del antiguo Bahía en la calle Doctor Cerrada, en pleno centro zaragozano. Dos veteranos profesionales […]
Idílico restaurante, 3.7 out of 10 based on 3 ratings
VN:F [1.9.22_1171]
VALORAR ARTICULO
Rating: 3.7/10 (3 votes cast)

El primero de septiembre inició la andadura el nuevo restaurante IDILICO, situado en las instalaciones del antiguo Bahía en la calle Doctor Cerrada, en pleno centro zaragozano.

Dos veteranos profesionales de la hostelería, los hermanos Nicolau, son los responsables de ésta nueva iniciativa. Javier en la cocina y Miguel Angel en la sala forman el tándem que desarrollará las actividades gastronómicas del nuevo establecimiento.

Tuvimos ocasión de probar algunos platos de la carta…

Un primer detalle interesante: presentar la variedad de panes en su formato original, esto es, sin cortar. Una vez que el comensal ha elegido, se le sirven en la mesa con los cortes correspondientes.

Idílico restautante

Variedad de panes

La espera de la comanda se hace más corta degustando los panes elegidos con las salsas que te colocan en la mesa: romescu, aceite de oliva virgen extra del Bajo Aragón y tomate natural

Idílico restautante

Salsas naturales

Comenzamos la degustación con un magnífico gazpacho de calabaza con varita de zanahoria natural

Idílico restautante

Gazpacho de calabaza

Dentro del capítulo de aperitivos, continuamos con un canelón de puerro con salsa de carabineros.

Idílico restautante

Canelón de puerros con salsa de carabineros

Al centro de mesa, un carpaccio de tomate rosa con queso de Samper de Calanda y trozos de anchoas del Cantábrico, acompañado de un helado de aceite de oliva, y un micuit de foie gras con higo, tostas de frutos secos y crema balsámica

Idílico restaurante

Micuit de foie gras

Idílico restautante

Carpaccio de tomate rosa

 

Muy lograda la carrillera de ternera con polenta y queso de cabra, guardando el equilibrio de sabores.

Idílico restautante

Carrillera de ternera con polenta y queso de cabra

Y para los amantes de los sabores más fuertes, los callos de bacalao con curry rojo.

Idílico restautante

Callos de bacalao con curry rojo

Amplia y surtida carta de vinos. Nosotros elegimos un cava aragonés de Langa, Reyes de Aragón, que maridó a la perfección con la diversidad de platos degustados.

Llegamos al postre a duras penas para compartir un delicioso coulant de azafrán acompañado de un original vino semi-dulce elborado con viura y moscatel de Alejandría, de nombre “Seducción”.

La vajilla del establecimiento ha sido totalmente renovada por otra de nueva adquisición.

Una grata experiencia el reencuentro con la cocina de autor de Javier Nicolau y de agradecer la profesionalidad en la sala de Miguel Angel y su equipo.